PARA BUSCAR EN NUESTROS BLOGS...

jueves, 21 de julio de 2011

PASEANDO POR MAZCUERRAS

PILAR GONZÁLEZ.
Las golondrinas han vuelto de nuevo. El antiguo nido que construyeron el año pasado ha sido reforzado y han puesto tres huevos. Las crias han crecido, ahora están aprendiendo a volar. Apenas despierta, con la cara sin lavar, asómate a la ventana y míralas, sus padres, con infinita paciencia, las enseñan cómo mover sus alas, las animan a volar hasta la viga próxima. Párate. Míralas. Escúchalas.

Pasea entre las casonas y palacios y admira el trabajo de la piedra tallada en sus escudos y blasones de los canteros. Hazlo acompañado de algún libro de Concha Espina y lee alguno de los párrafos de, por ejemplo, “La niña de Luzmela” y siente su inspiración dentro de estos paisajes. ¿Lo sientes?

Siéntate en la bolera y escucha el sonido de los bolos al caer. Habla con sus gentes. ¿Han sacado el emboque? Oye los aplausos.

Vete a los víveros de flores. Están llenos de aromas. ¡Aspira bien hondo! Llévate alguno para volver

Camina despacio, párate, habla con alguno de nosotros. Pregunta por lo que plantan en sus huertos. ¿Han salido las frutas? Pide una, están deseando regalarte alguna para que las pruebe. Prueba con piesco. ¿A que nunca has comido algo igual?

Vete hasta el molino. Te tienes que descalzar y meter tus pies en el agua. Chapotea. Siente su temperatura. ¿Estás sonriendo? A mí siempre me pasa.

Llégate hasta el bosque. ¿Ha salido el sol? Tienes que estar allí cuando el día es soleado. Los rayos penetran entre los chopos e inundan tu cara. Te cargas de energía.

Ven a Mazcuerras. No tengas prisa. Aún tienes que tomarte algo. ¿un vino blanco de sus cubas?. Te esperamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada