PARA BUSCAR EN NUESTROS BLOGS...

Cargando...

martes, 24 de julio de 2012

SAJA NANSA Y SUS 128 PUEBLOS

Saja
Nuestra comarca, y nuestra región de igual modo,  mantiene una administración local particularmente compleja respecto a quien viene de fuera; municipios, pueblos y barrios tienen una disposición que acaban despistando a todos los que provienen de lugares en los que a cada núcleo de población les corresponde una municipalidad, un ayuntamiento y un alcalde. Es fácil escuchar, por ejemplo, a algún visitante perplejo al descubrir que el Ayuntamiento de Valdáliga se encuentre en un lugar que se llama Roiz y no Valdáliga, o a otros que buscan sin parar el pueblo de Udías sin encontrarlo jamás…
Por eso hemos recibido alguna consulta sobre la cuestión de cómo una comarca de 15 municipios puede tener 128 pueblos; a otros, en cambio, no le salen la cuenta y consideran que hay más.
Desde la Asociación siempre hemos tomado como término “pueblo” a todos los que el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) señala como Entidadades Singulares en sus “Fichas Municipales”… y solo a esos.
Hemos querido compartir con vosotros nuestro listado de los "128 pueblos" de la Comarca Saja Nansa ordenados por municipios, y os adjuntamos entre paréntesis (  ) el último dato de población oficial que señala el ICANE, correspondiente a 2010, para que conozcáis su magnitud e importancia dentro de cada municipio.
 
Municipio de CABEZÓN DE LA SAL. 11 pueblos.
Cabezón de la Sal (5252), Cabrojo (203), Carrejo (284), Casar de Periedo   (848),  Duña (29), Ontoria   (529), Periedo (122), Santibañez (178), Vernejo (750), Virgen de la Peña (74);  Bustablado (53)

Municipio de CABUÉRNIGA. 8 pueblos.
Selores (75) Viaña (57) Valle de Cabuérniga (157) Sopeña (234), Renedo (147), Fresneda (31), Carmona (187), Terán (198)

Municipio de HERRERÍAS. 7 pueblos.
Bielva   (213), Cabanzón (128), Cades (75), Camijanes (100), Casamaría (66),  Puente el Arrudo (9) Rábago (58)

Municipio de LAMASÓN. 8 pueblos.
Sobrelapeña (40), Quintanilla (97), Venta Fresnedo (22), Río (26),  Lafuente (24),  Burio (20),  Cires (40), Los Pumares (41)

Municipio de LOS TOJOS. 5 pueblos.
El Tojo (88), Saja (104), Correpoco (51), Barcena Mayor (86), Los Tojos (110)

Municipio de MAZCUERRAS. 7 pueblos.
Cos (263), Villanueva de la Peña (771), Sierra de Ibio (138), Riaño de Ibio (214), Mazcuerras  (331), Herrera de Ibio (240),  Ibio (161)

Municipio de PEÑARRUBIA. 7 pueblos.
Cicera (73), Piñeres (45), Roza (16), Navedo (41), Caldas (18), La Hermida (91), Linares (82) 

Municipio de POLACIONES. 12 pueblos.
Lombraña (16),  Uznayo (35), Tresabuela (28), Santa Eulalia (7), San Mamés (27), Salceda (13) Pejanda (19), La Laguna (13), Cotillos (6), Callecedo (10), Belmonte (20),  Puente Pumar (53)

Municipio de RIONANSA. 16 pueblos.
Arenas (8), Celucos (75), Pedreo (45), Rozadío (69), Rioseco (40), Riclones (94),  Las Bárcenas (4), Los Picayos (2), San Sebastián de Garabandal (102), Obeso (50) La Herrería (10), La Cotera (18), Cosío (205), Cabrojo  (27), Celis (187), Puentenansa (177),

Municipio de RUENTE. 4 pueblos.
Ucieda, (530), Ruente (306), Barcenillas (120), Lamiña (92)

Municipio de SAN VICENTE DE LA BARQUERA. 9 pueblos
Abaño (110), La Acebosa (164), El Barcenal (37), Gandarilla (99), Hortigal (44), Los Llaos (139),  La Revilla (347), San Vicente de la Barquera (3403), Santillán (165)

Municipio de TUDANCA. 4 pueblos.
Sarceda (40), Tudanca (77), La Lastra (51), Santotís (17),

Municipio de UDÍAS. 9 pueblos.
Canales (94), La Virgen (168), Valoria (48), Toporias (62), Rodezas (63), Pumalverde (90), El Llano (92),  La Hayuela (197), Cobijón (559,

Municipio de VAL DE SAN VICENTE. 14 pueblos.
Molleda (196), Estrada (18), Unquera (990),  Luey (170), Prellezo  (227), Muñorrodero (105), Pechón    (220),  Abanillas (87), Pesués (347), Portillo (62), Serdio (182), San Pedro de las Baheras (61), Prío (79),  Helgueras (70),

Municipio de VALDÁLIGA. 7 pueblos.
Treceño (552) Caviedes (236), Labarces (275), Lamadrid (425), Roiz (360), San Vicente del Monte (180), El Tejo (286)

lunes, 23 de julio de 2012

BÚSQUEDA

por Ángeles Sánchez Gandarillas

 El turismo que se desarrolla desde el entorno litoral de San Vicente de la Barquera, es variado. Quizá, lo más llamativo sea la parte litoral pero, pueden practicar otros deportes y ocios. La montaña, el turismo histórico, espeleología, senderismo a través de bosques y riveras, descubriendo su fauna y flora autóctona; también hay zoos, cavernas con muestras de civilizaciones rupestres, edificaciones de la edad antigua, media, moderna, incluso la contemporánea; esta franja se alarga hasta la vecina Asturias, equidistante a todo lo que sea ocio y disfrute. Es una zona extensa de unos setenta y cinco kilómetros a la redonda.
Un entorno que hace posible la relajación y aparta al urbanita de su día a día, sumergido en el estrés laboral, la contaminación de las metrópolis y las aglomeraciones a todos los niveles.
Se añade además, una profusa oferta culinaria y hostelera, desde la costa y sus productos de la mar, hasta el interior, carnes, lácteos y los cultivos de las huertas familiares. Estos núcleos turísticos reciben a tantas personas, sobre todo en fines de semana, que los problemas para el estacionamiento, las colas en los comercios y el constante bullicio, hace que la hipotética búsqueda del descanso del turista, esté, tan atestado como lo que dejaron atrás.
Sin embargo, este turismo se acoge como “agua de mayo” y se trabaja duro para que todos ellos descansen; prácticamente, son la única “industria”, salvo, el sector primario y los servicios, por ello, suaviza las posibles inconvenientes del ruidoso tráfico, la aglomeración y las eternas noches de diversión.
Se intenta mantener el estatus sobre determinadas actividades de ocio, naturaleza y cultura, será una forma de preservar todas las costumbres y formas de vida que mejorarán esos atractivos turístico, pues, se acercan a este entorno porque es el mejor del mundo, y los habitantes de este lugar, tienen la suerte de vivir en él...

¡Bienvenidos y feliz descanso!

jueves, 19 de julio de 2012

"NANSAEMPRENDE" ELIGE EL PAN DE CADA DÍA

Los 18000 euros del Primer Premio de esta II edición de Nansaemprende convocada por la Fundación Botín ya tienen destino: Panansa, un proyecto de producción de pan que aprovecha una receta para su fabricación desde hace más de 70 años. 
El Segundo Premio, dotado con 12000 euros, de este concurso de emprendedores que persiguen el desarrollo socioeconómico en el valle del Nansa y Peñarrubia ha sido para el proyecto Fábrica de embutidos Peñasagra, que se dedicarán a la puesta en marcha de un industria para elaborar embutidos y chacina con recetas artesanales. Y el Tercer Premio, dotado con 6000 euros, ha sido para el proyecto El Bojar de Lin que tiene como fin la ampliación de una plantación dedicada al arándano.
La edición de 2012 se inició con la inscripción de 30 emprendedores. Tras el periodo formativo a los inscritos, llegaron a presentarse 14 planes de empresas, que fueron los que tuvieron que valorar el Comité de Evaluación. Este año ha habido un incremento notable de proyectos promovidos por mujeres, así como que el  75% de las iniciativas proceden del Valle del Nansa y de su entorno. Al igual que en la anterior edición el grado de asistencia y de satisfacción de los participantes ha sido elevado.  
Como la finalidad del Concurso Nansaemprende es proporcionar a los futuros promotores la ayuda necesaria para potenciar la creación y correcta gestión de sus empresas, el concurso ha contado con la colaboración de un buen número de entidades que desarrollan su actividad o tienen proyectos en el valle: Rurápolis, Cámara de Comercio de Cantabria, COIE de la Universidad de Cantabria, Asociación de Desarrollo Rural Saja-Nansa, Corporación ITM-by wifi, Agencia de Desarrollo Local de la Mancomunidad de municipios del Valle del Nansa y Avanze Marketing Consultores.
Los premios fueron entregados en la Casa Rectoral de Puente Pumar por Íñigo Saenz de Miera, Director General de la Fundación Botín; por Mª Ángeles Sopeña Villar, Directora del Servicio Cántabro de Empleo del Gobierno de Cantabria; y por Leticia Díaz Rodríguez, Consejera de Presidencia del Gobierno de Cantabria, que clausuró el encuentro. Entre los asistentes al acto se encontraban también  Fernando Silió, Director General de Ordenación del Territorio ; Henar Hernando, Directora General de Desarrollo Rural de la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural ; el presidente y los alcaldes de la Mancomunidad del Nansa y Peñarrubia; Antonio Mazarrasa Mowinckel, Secretario General de la Cámara de Comercio de Cantabria; el secretario general de Presidencia, Santiago Vidal; y por parte de la Universidad, los vicerrectores Rafael Torres, de Estudiantes, Empleabilidad y Emprendimiento y Fernando Etayo Gordejuela de Ordenación Académica, así como todos los miembros del Comité Evaluador.
Felicitaciones a los ganadores, y mucho ánimo y entusiasmo para todos los emprendedores en Saja Nansa.

lunes, 16 de julio de 2012

EN UNOS DÍAS… EN SAJA NANSA

En los últimos días nos han llegado dos convocatorias que creemos interesantes para cualquier vecino de la comarca. Las fechas de ambas son inminentes, así que aprovechamos para reunirlas en esta invitación unitaria.

La primera es la clausura y entrega de premios del II Concurso de Emprendedores “NANSAEMPRENDE” que se celebrará el día 17 de Julio a las 16:30 horas en la casa Rectoral de Puente Pumar. El acto contará con la participación de D. José Manuel Pérez Díaz “Pericles”, y de la Excelentísima Sra. Dª. Cristina Mazas Pérez-Oleaga, Consejera de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Cantabria. Os recordamos que NANSAEMPRENDE es una acción orientada al fomento y promoción de proyectos empresariales en el Valle del Nansa y Peñarrubia que tiene el objetivo de proporcionar a los futuros promotores del valle la ayuda necesaria para potenciar la creación y correcta gestión de sus empresas.

Y a partir del día 20 y hasta el 31 de agosto, en el valle vecino, en el Ecomuseo de Cabuérniga, puedes visitar una exposición didáctica que es todo un viaje por la cultura del maíz: EL MAIZ ES ARTE. La exposición muestra la versatilidad de un producto natural que ya supera su uso como mera fuente de subsistencia.
La exposición también tiene su visión local. El maíz es un cultivo muy arraigado en todo Cantabria desde el siglo XVII, y ya trasciende su uso ganadero, hasta determinar costumbres y referencias gastronómicas de la historia de su territorio. Tal vez, el aspecto más sorprendente de esta exposición preparada por Alix Mercedes Sánchez y Fernando Sopeña Pérez, sean las aplicaciones actuales del maíz relacionadas con distintas propuesta artísticas, desde la concepción de sus distintas formas y estado funcionando como construcciones, montajes y collages hasta su uso sencillo y funcional como elemento decorativo personal.
La exposición ya visitó durante el verano pasado el valle del Nansa, para lo que se creó esta WEB que ofrece una primera idea de lo que podremos ver en Cabuérniga.

martes, 10 de julio de 2012

AGENDA 21: SOSTENIBILIDAD COMPARTIDA

Una de las herramientas de gestión municipal más interesantes surgidas en la última década ha sido la Agenda Local 21, un proceso para diseñar un progreso sostenible basado en la participación de los vecinos y la responsabilidad compartida de los Ayuntamientos, un intento por consensuar un proceso equilibrado de los aspectos sociales, económicos y ambientales entre todos los integrantes de un territorio y sus gestores. Nuestra comarca conoce bien este programa porque, de hecho, los 15 municipios de Saja Nansa firmaron su compromiso de llevarla a cabo mediante la firma de un documento, la Carta de Aalborg, y su ingreso en la Red Local de Sostenibilidad de Cantabria.
El proceso para su desarrollo debe de cumplir un orden lógico de etapas que se asemejan a cualquier proceso de mejora: un análisis de la situación, una programación de actividades que lo mejoren y un sistema de control de los procesos. En el caso de la Agenda 21 las fases son la preparación de un Diagnóstico Técnico y Participativo del municipio, el diseño y desarrollo de un Plan de Acción y  el control de un Plan de Seguimiento regido por un sistema de indicadores.
Aunque las primeras propuestas de este programa surgen en 1992 en la Cumbre de Río, en Cantabria se inicia con la aprobación y publicación del decreto 10/2004 por parte de  la Consejería de Medio Ambiente, que se encarga de regular los procesos. Desde ese momento la libre integración de los municipios ha supuesto que nuestros 15 ayuntamientos hayan ido incorporándose y se encuentren en muy distintas fases del proceso.
LOS TOJOS, MAZCUERRAS, RUENTE, CABUÉRNIGA. El caso más avanzado de nuestra comarca ( y uno de los más avanzados de la región) lo encontramos en los municipios que forman la Mancomunidad Reserva del Saja que acaban de elaborar su II Plan de Acción (2012-2015) en donde se da especial protagonismo a los aspectos de la movilidad y de calidad de los servicios. Durante su I Plan trabajaron muy especialmente en la mejora de la gestión del agua y residuos, teniendo como actividades más exitosas el servicio de recogida de aceite doméstico y un sistema para la recogida y transporte de residuos plásticos de origen agrario.
CABEZÓN DE LA SAL. En noviembre de 2010, tras un extenso proceso de participación, el pleno municipal aprobó su I Plan de Acción (2010-2014) con 10 líneas estratégicas que aborda asuntos tan diversos y actúales como el empleo, el patrimonio, la movilidad o la eficiencia energética.
MANCOMUNIDAD DEL NANSA Y PEÑARRUBIA. Aunque tendrán que realizar un proceso individualizado municipal, la Mancomunidad del Nansa (Herrerías, Rionansa, Lamasón, Tudanca y Polaciones) ya ha realizado su I Plan de Acción mancomunado en el que, entre otras conclusiones, se ha puesto de manifiesto la importancia que tendría encontrar estrategias turísticas en el ámbito de los recursos naturales como medio dinamizador de su economía. Peñarrubia, del mismo modo, se encuentra a la espera de la aprobación en la Consejería de Medio Ambiente de su I Plan de Acción.
SAN VICENTE DE LA BARQUERA, VALDÁLIGA Y VAL DE SAN VICENTE. Estos tres municipios se encuentran en estos momentos en la elaboración de su Plan de Acción, y durante el periodo veraniego convocaran varias jornadas con juntas y asociaciones y algunos foros participativos para la población, en los que se recogerán propuestas que sirvan para estructurar líneas estratégicas, programas y actuaciones que se integren en el Plan de Acción.
UDÍAS. Inició su proceso de diagnóstico en 2008.
La Asociación de Desarrollo Rural Saja Nansa, consciente de la importancia de estos procesos participativos en el medio rural, impulsó una campaña informativa sobre Agenda 21 Local por todos los ayuntamientos de la comarca que entonces no habían iniciado su puesta en marcha, y han seguido acompañando a unos cuantos de ellos en su desarrollo mediante colaboraciones puntuales o distintas asistencias técnicas.

lunes, 2 de julio de 2012

OISEAU CANARI

de Ángeles Sánchez Gandarillas

El avión, bautizado como “Oiseau Canari”, Pájaro Amarillo, de fuselaje de madera y un motor Hispano Suiza, cruzó sin aterrizar el Océano Atlántico desde América, y por falta de combustible, tomó tierra en los arenales de nuestra costa, en la playa de Oyambre.
Fue el cuarto vuelo transatlántico; le precedió Lindbergh, que pilotó en solitario en el año 1.927; Chanberlain y Levine, y por último, el comandante Byrd. Si es cierto que fue el primer vuelo europeo con tres tripulantes y avión de Francia, un polizón, una radio para tomar contacto y el primero que conectó América del Norte, desde la playa de Old Orchard, en Maine, Boston, y España. Esa aventura, comenzó el día 13 de Junio de 1929.
Se llevó a cabo gracias a tres franceses. Armand Lotti, 1897-1993, fue el promotor del proyecto de volar sin repostar desde Francia hasta la costa americana. Sin embargo, el Estado Francés, debido a los más de cien muertos de anteriores vuelos con esa misma finalidad, lo prohibió. Por esa razón, hubieron de trasladar el avión a America; primero, desde Francia a Inglaterra y desde allí, lo embarcaron despiezado en el buque americano, “Leviathan”, rumbo a América, desde donde, en recorrido inverso, salió hacia Francia.
Jean Assollant, 1905-1942, el más joven de la tripulación, sería el comandante y primer piloto del Pájaro Amarillo; un aventurero aviador que pertenecía a la Armada Francesa, y que también colaboró con un porcentaje económico en este hecho. Este hombre tenía una gran habilidad y destreza en el pilotaje de aviones, gracias a ello, se salvaron en esta travesía de inconvenientes tales como las tormentas eléctricas. Permaneció ininterrumpidamente en su puesto las treinta horas del trayecto.
El tercer tripulante y segundo de a bordo como navegador de vuelo, fue René Lefèvre, 1903-1972. Decidía el rumbo más conveniente y el control del consumo de combustible, además, participó económicamente. También perteneció a la Armada francesa, y tenía una personalidad inquieta, hasta el punto de elegir como afición el bosleigh, en el que compitió con éxito. Trazó una hoja de ruta diferente de las líneas rectas de otros vuelos, es decir, por medio de curvas, las ortodrómicas o loxodrómica, y entre otras precauciones, tuvieron en cuenta las masas de aire frío.
El cuarto, fue un viajero clandestino, Arthur Schreiber, de 25 años de edad. Logró burlar la vigilancia policial, ataviado con ropa de aviador, aunque los tripulantes del Pájaro Amarillo iban vestidos de calle, y entró en el avión y se escondió en un hueco de la trasera del fuselaje. A una media hora de vuelo del Canari salió presentándose con un ingenuo “Aquí estoy” ante la tripulación. Assollant insinuó la necesidad de arrojar al polizón al océano, ya que iría en detrimento del gasto de combustible, velocidad y la estabilidad del avión; según los cálculos, retrasaría en una hora la llegada a Europa.
Ilustración de Laura Súa para la portada dle libro de Carmen Cabezón
Una tormenta, que duró horas, hizo que el gasto de combustible se elevara, y decidieron una nueva ruta para llegar al sur de Europa, a la Península Ibérica. Consiguen establecer contacto por radio morse con el buque Whiteville, y lo intentan cada media hora con otras embarcaciones como el Rochambeau, el Niágara y Laconia. También sintieron la extraña sensación del cambio horario de los continentes, al pasar por las 00 horas del meridiano Greenwich. Ya en las Azores, contactan con el municipio de Horta y dado el retraso, consideraron que podrían aterrizar cerca del cabo de Vigo.
A las 17 horas divisan una flotilla de barcos pesqueros que les ilusiona y confirma el buen resultado de su aventura, divisan Finisterre y se oye el grito de alegría de Asollant: ¡han atravesado el Atlántico...! Han pasado 26 horas y 44 minutos desde la partida. Siguen rumbo porque aún queda carburante; intentarán llegar a Francia. A las 19 horas, sobrevuelan Oviedo y Gijón, y calculan que podrían llegar a Santander.
Se acaba el combustible y las primeras burbujas de aire comienzan a entrar al motor. Son las 20,30 horas, se acerca el ocaso y no divisan donde aterrizar. Tras sobrevolar unas montañas, avistaron una playa vacía con forma de hoz, que a pesar de la marea llena, podría tener 2 kilómetros. Realizaron un reconocimiento y comprobaron que no sería un inconveniente el arroyo que la cruzaba. Lo hacen en dirección contraria a la de avistamiento, de Este a Oeste. La pericia de Assollant consigue un suave aterrizaje sobre una extensión de 200 metros, paró a metro y medio de un talud que cierra la playa por el Oeste. Son las 20, 40h. hora local. Habían tardado 29 h. y 32 minutos en recorrer 6,000 kilómetros, cruzando el Atlántico Norte sin escalas, desde la salida de Old Orchard hasta la playa de Oyambre.
Descendieron del Canaris, exhaustos; el silencio les dañaba, pues estaban ya acostumbrados al ruido del motor. Observaron lo solitario de las dunas y la desembocadura de La Rabia, admiraron la belleza de las praderías del entorno, pero ignoraban donde se hallaban. Caminaron hasta un campo de golf y vieron que se acercaban dos lugareños. Les preguntaron en un chapurreado políglota y consiguieron situarse. Oyambre era el lugar y Comillas, a 4 kilómetros, la población más cercana. Prestaron a Lotti una bicicleta para llegar hasta Comillas, una localidad que ya duerme. Llamó a una casa particular para pedirle que le presentaran al alcalde, Pablo Azcárate. Éste lo tildó de loco y llamó a una pareja de franceses bilingües, recién llegados a la localidad, que sirvieron de intérpretes. Uno de ellos era periodista y sabía de la aventura de Lotti y sus compañeros.
Volvieron al avión acompañados de la Guardia Civil y en su regreso, Comillas presentaba, espontáneamente, un aspecto festivo con toda la iluminación encendida. Son conducidos hasta la central telefónica y la oficina de Correos, donde se timbran las 200 cartas que traían de América. Cenaron, con fotos incluidas, y pernoctaron en la misma pensión. La noticia de su llegada llegó telefónicamente a Madrid y Paris, y de ahí a todo el mundo. También hubo un aumento del tráfico rodado y la llegada de mucho personal influyente de la provincia. Fueron felicitados por el Ministerio del Aire Francés. Aquella misma noche hicieron un baile en su honor.
Por orden del Gobierno Español llegaron felicitaciones y combustible para repostar el Pájaro Amarillo por medio de dos pilotos, Jiménez e Iglesias, que habían recorrido entre el 24 y 26 de mayo de ese año el trayecto Sevilla a Brasil, en el avión “Jesús del Gran Poder”. Aterrizó en la playa barquereña otro avión pilotado por Pombo y Antón, con un mecánico de la base de Getafe, Ricardo González, que ayudó en las reparaciones.
Antiguo monumento en Oyambre que señala el lugar de aterrizaje
Una vez cargados los depósitos, y despedidos por el gobernador Saliquet y otras autoridades y curiosos, partieron hacia París a las tres de la tarde. Un fallo en los depósitos del combustible hizo posponerla y renovar la fiesta a su llegada a Comillas.
A las 6,45 horas del 16 de junio, el Pájaro Amarillo se deslizó y despegó, suavemente por aquel arenal en dirección París. Esas imágenes quedaron plasmadas por la Paramount.
Pasados 52 días del aterrizaje del pájaro Amarillo en Oyambre, se coloca la primera piedra conmemorativa de este suceso, en el punto exacto del arenal donde se detuvo el aeroplano; culminaron el monolito conmemorativo el 8 de septiembre de ese mismo año, casualmente, festividad de la Patrona de la Virgen de la Barquera. El aterrizaje se produjo en la parte que es demarcación de San Vicente de la Barquera, pero la playa de Oyambre también pertenece a los Ayuntamientos de Comillas y Valdáliga.
Todos estos datos, en su mayoría, fueron recopilados gracias a los informes franceses, algo lógico puesto que eran de esa nacionalidad el aeroplano, el motor y sus tres tripulantes.


Las fuentes usadas para este artículo han sido “El Pájaro Amarillo en Oyambre”,
de Carmen Cabezón, y El faro, el avión y la piedra, de A. Sánchez

martes, 26 de junio de 2012

"LOS MOROS" DE SAJA NANSA

Cambera de los Moros. San Vicente del Monte
Un rápido vistazo por la historia medieval de nuestra comarca nos lleva a asegurar que la presencia musulmana por el espacio Saja Nansa ha sido prácticamente nula, ya que este territorio, junto con la zona oriental de Asturias se mantuvo prácticamente impermeable a los avances de los conquistadores. Es más, en aquel periodo las pocas referencias de llegada de población relacionados con el avance omeya será la de los pueblos castellanos fronterizos que se ven empujados a cruzar los collados en busca de protección, abriendo algunas vías que alcanzarán importancia más adelante como la de los Foramontanos, los de fuera de la montaña. En cambio, resulta interesante la referencia de muchos lugares, tradiciones  y monumentos al término popular con los que se les conocía, los moros. Apenas hay un lugar en nuestra comarca Saja Nansa que no tenga cerca una cueva, una ruina o unas lastras que no anuncien la presencia mora.
Aunque reconocemos que hemos oído hablar de otros puntos que no sabríamos localizar, podemos hacer un repaso de alguna de las referencias más importantes en la comarca que presuponen una propiedad o industria de los conquistadores:
LA  CAMBERA DELOS MOROS. Calzada romano-medieval en la ladera de la Sierra del Escudo de Cabuérniga, a dos kilómetros de San Vicente del Monte, en Valdáliga.
LA BOLERA DE LOS MOROS. Restos de una fortaleza de vigilancia construida entre los siglos VIII y XI, cerca del pueblo de Piñeres en el municipio de Peñarrubia.
LA LLASCA DE LOS MOROS. Rampa de agua totalmente natural (aunque parezca obra humana) en las inmediaciones de Bustriguado, en Valdáliga.
CUEVA DEL MORO. Cueva famosa por sus grabados junto al río Guado, en las inmediaciones de San Mamés, Polaciones.
CUEVA DEL MORO CHUFÍN. Cueva con yacimiento y arte rupestre en la orilla del embalse de la Palombera, en la zona de Riclones, Puentenansa
LAS MORAS DE CARMONA. La mitología local adjudica este nombre  a las anjanas según la cultura carmoniega, de Rionansa.
Esta coincidencia toponímica se hace más evidente territorialmente cuando se añaden los casos lebaniegos: en Pendes, el Corral de los Moros; en Bedoya, el Molino del Moro; en Enterrías, los Corros del Moro; en Hoyo Cardoso el Tesoro del Moro; en Lebeña, la Cueva de la Mora; en Cahecho, la Cueva de los Moros; en Lon, el Hoyu Moru; en Argüebanes, la Cueva de los Moros; en Lamedo, la Fuente del Moro; en Bejes; Cueto Moro
No es una coincidencia que, en su mayoría, resulten ser lugares muy particulares que reflejan o intuyen la presencia y labor de una población antigua de la que tan sólo quedan restos, ya sean pinturas, grabados o ruinas. Es tradicional en otros puntos de la región, e incluso en otros puntos de la geografía nacional, adjudicar a los árabes el origen de los restos de monumentos históricos remotos, resultando, en líneas generales, dataciones mucho más antiguas que son ajenas a la intervención real de los musulmanes medievales.
Hay distintas interpretaciones de este hecho pero que en su suma, seguramente, sirvan para explicar la diversidad de los casos. Por ejemplo, el caso de Carmona y sus particulares moras, Guillermo Piquero señala el uso antiguo del término “moro” para señalar todo aquello que tiene un origen pagano o alejado de la común civilización: 

…” el origen del topónimo ’moro’ no tiene nada que ver con las personas del mundo musulmán. Para entender su origen basta con repasar la mitología de nuestros pueblos vecinos, en las que dicho término y sus variantes se aplican para definir a los primeros pobladores de sus tierras, que dejaron como testimonio algunos pocos dólmenes, túmulos y construcciones de piedra que han conseguido sobrevivir hasta nuestros días.
En Aragón, a los ‘moros’ se les identifica con una raza humana muy antigua, de gran estatura y fuerza, que construyeron los menhires y dólmenes pirenaicos. También en esa misma zona, se conoce como ’moras’ a las hadas que habitan en las montañas. En este mismo sentido, Manuel Llano recoge la tradición de Carmona y Puente Nansa de denominar ’moras’ a las anjanas.
Moro’ fue antaño sinónimo de pagano, y es muy probable que con la llegada del cristianismo, las gentes más reticentes a la “conversión” se refugiaran en lugares alejados y de difícil acceso, como así parece haber quedado reflejado en la toponimia. Esta identificación con lo pagano también derivo en calificar como ’moro’ a las personas que no habían recibido el bautismo cristiano.”

Otra teoría con un razonamiento que parece muy acertado es la que encuentra su explicación en la coincidencia etimológica entre el término propio de la zona mouro, aplicado a los muros de piedra y el adjetivo latino maurus, moreno, con el que las tropas romanas identificaban a los mauritanos. La cercanía terminó relacionándolos semánticamente, hablar de uno de ellos debió llevar a pensar en el otro término.
En esas explicaciones se debate el artículo que dedica  Palabra Habitada, Toponimia y Medio Ambiente, de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, cuando intenta explicar el caso concreto del Mirador del Moro

La segunda posibilidad, que aquí se sigue, vuelve la mirada a una hipotética raíz prerromana del tipo *MORR-, con el significado de “piedra, roca”. El léxico de Cantabria ofrece ejemplos que darían cuerpo a esta hipótesis, caso de moriazu, voz masoniega que significa “montón de pequeñas piedras”, y moruguetu, aplicada a los montones de hierba, de uso actual en Val de San Vicente y San Sebastián de Garabandal (Ayuntamiento de Rionansa).

Resulta evidente, por tanto, que esa referencia a los moros en nuestro territorio sirve como referencia y testimonio de un pasado remoto indistintamente de su origen. Otra característica propia de este fenómeno toponímico es su localización en las zonas interiores de los valles, por lo que, aprovechando una frase hecha, podríamos terminar diciendo que en Saja Nansa… “no hay moros en la costa

miércoles, 20 de junio de 2012

¿¿SON MÁS ANTIGUAS LAS FIGURAS DE CHUFÍN?

Una nueva demostración de que gran parte de la Prehistoria está por escribir es la noticia reciente sobre el nuevo sistema de dataciones puesto en marcha en varias cuevas cantabro-asturianas y que supone un replanteamiento y una revisión de fechas y periodos en el ámbito de toda la cornisa cantábrica.
La mayoría de los trabajos tradicionales de datación se basaban en el Carbono 14 , lo que suponía  una labor delicada al hacerse sobre un material que resulta inestable cuanto mas alejada es su fecha, y que, aunque es muy eficaz para datar restos que tuvieron vida hasta hace 10-15000 años, llega a ser poco recomendable cuando sobrepasa la barrera de los 20000 años. En cambio, las nuevas pruebas se basan en mediciones sobre la propia roca, un método que mide los isótopos de uranio en las calcitas, una costra de milímetros que se ha ido depositando sobre las pinturas con el paso de los milenios, lo que supone una mayor fiabilidad según los expertos.
Ahora, indistintamente de que se entre en la polémica de si alguna de las representaciones pudieron estar hechas por neandertales o es una actividad propia y exclusiva de los sapiens, será inevitable poner en duda las dataciones de las demás cuevas, para que se disponga un escenario coherente para toda la Cornisa Cantábrica.
En nuestro caso local, la cueva de Chufín, tiene una datación superior a 15000 años para las figuras grabadas del vestíbulo y que venían a coincidir con el material arqueológico recogido por el yacimiento del vestíbulo, pero las figuras de Chufín responden a criterios estilísticos que aún no sabemos como podrían verse afectados por los paralelismos de El Castillo o Altamira.
Y justo cuando estábamos señalando la importancia de este  patrimonio en la comarca vienen las noticias a darnos la razón de que la Prehistoria continua siendo un periodo apasionante que apenas vamos conociendo, y que tenemos el privilegio de contar en nuestra comarca con una de las llaves que permitirán aportar más luz a ese escenario.
Para los que aún no la habéis visitado, contaros que la cueva se encuentra en Riclones, en un paraje arbolado y escondido muy cerca del nivel del agua del embalse de La Palombera, espacio que debió de funcionar como un perfecto cazadero por su perfecta condición como lugar de vigilancia y acceso al agua. La cueva tiene un vestíbulo en el que una excavación su uso como abrigo hace más de 17000 años. Allí mismo aparece un panel con grabados de ciervas y bisontes básicamente; también algún grabado interior que completa un bestiario animal de bisontes, caballos, bóvidos, ciervo y carpido. En cuanto a las pinturas, se caracterizan por  un intenso color rojo y destacan las composiciones rojas realizadas a base de puntuaciones, algunas de las cuales han sido interpretadas como representaciones genitales. En ese mismo color se pueden observar caballos, un uro, diversas puntuaciones a veces organizadas en series, una figura femenina y un ciervo.
La cueva tiene un corto recorrido que termina en una pequeña laguna interior cuyo origen parece ser el propio embalse exterior.