PARA BUSCAR EN NUESTROS BLOGS...

jueves, 12 de abril de 2012

NOEMÍ CAMPO, COORDINADORA DE GUÍAS, NOS HABLA DEL SERVICIO DE VISITAS DEL PARQUE NATURAL DE OYAMBRE

Centro de Interpretación del Parque Natural de Oyambre
Desde este espacio de Azul y Verde insistimos con frecuencia en lo extraordinario de la riqueza ambiental y paisajística de la comarca Saja Nansa; suerte que se traduce en una ineludible responsabilidad de gestión y atención al espacio natural. La existencia de dos Parques Naturales y de varios espacios incluidos en la Red Natura 2000 en Saja-Nansa  es el reflejo de los enormes valores de diversidad de hábitats y especies con que cuenta nuestra tierra. Buena parte de la red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria se concita en la comarca Saja Nansa, representativa como ninguna otra de valores de biodiversidad difícilmente repetidos en el ámbito europeo. Hasta el 45% de la superficie de Saja Nansa se incluye bajo alguna figura de protección de las que reconoce la Ley 4/2006 de Conservación de la Naturaleza de Cantabria: desde los arenales, acantilados y estuarios del ámbito de Oyambre, hasta la alta montaña cantábrica del entorno de las Sierras del Cordel y Peña Labra, pasando por el frondoso piso montano de los valles interiores, se concitan aquí, en apenas 1000 km2 casi todos los ecosistemas que uno espera encontrar en las latitudes medias de fachada atlántica.  

Los Espacios Naturales Protegidos son, más allá del garante de conservación exigible a una sociedad moderna, un factor de atracción de visitantes esencial para nuestro medio rural. En ese marco, la política de Conservación de la Naturaleza en nuestra Comunidad Autónoma, apuesta desde el año 2008 por el desarrollo de un denso programa de Uso Público que facilita a los visitantes un acercamiento comprometido al Espacio Natural Protegido. Saja Nansa cuenta con dos equipos de Uso Público que se vinculan respectivamente a cada uno de los dos Parques Naturales de la comarca: Oyambre y Saja-Besaya. La programación, de carácter semestral, se apoya en una serie de itinerarios guiados e interpretados por expertos naturalistas que hacen partícipe al visitante de los recursos ecológicos del territorio. Después de la presentación del nuevo calendario de visitas para el semestre en curso, hemos recogido las impresiones de los coordinadores de ambos equipos de trabajo para que nos cuenten cómo está yendo este inicio del 2012.

Nuestra primera encuestada ha sido Noemí Campo, que es coordinadora del equipo de guías del Ámbito del Parque Natural de Oyambre, cuyo centro de interpretación podemos visitar en el Faro de la Punta de la Silla, un privilegiado lugar de los acantilados de San Vicente de la Barquera.

Vistas desde el Centro de Interpretación
Hemos comenzado un 2012 con muy buen tiempo y eso anima a la gente a salir…¿Cómo van las visitas este año? ¿y cómo fueron el año anterior?
El balance está siendo muy positivo. Llevamos prácticamente un año incorporados a los programas de Uso Público en la red de ENP que gestiona la Red Cántabra de Desarrollo Rural y podemos decir que el número de visitantes ha sido notable y ha seguido una evolución claramente creciente a medida que el programa va siendo más conocido por usuarios y empresarios del sector turístico. Está claro que el buen tiempo anima a los visitantes, pero también son muchos los que no se desaniman pese a las malas previsiones meteorológicas, como está ocurriendo esta Semana Santa, donde la mayoría de las rutas están teniendo lista de espera y donde pese a la lluvia la gente se ha animado a caminar y conocer los Espacios Naturales Protegidos con nosotros.

¿Cuantas rutas distintas realizáis? ¿Hay alguna que sea de temporada?
Actualmente tenemos 10 rutas que nos gustaría ir ampliando con el tiempo. No hay ninguna que sea de temporada, si bien el Pájaro Amarillo no se realiza durante la época de máxima afluencia a las playas para evitar interferir con los usuarios de éstas.
También son especiales las rutas ornitológicas; la mejor época para asistir es el invierno, pues muchas aves eligen Oyambre como lugar de invernada, siendo los meses de diciembre, enero y febrero los de mayor diversidad de especies.

¿Hay alguna que destaque por el interés de los visitantes en su demanda?
En general la mayoría de las rutas cuentan con una demanda bastante similar. El verano pasado la Ruta Fluvial del Nansa fue probablemente la más demandada, especialmente tras darse a conocer en un artículo de El Diario Montañés. El usuario de Oyambre demanda en general rutas costeras por lo que también despiertan mucho interés las Tinas, los Acantilados de San Vicente y el Pájaro Amarillo, esta última, al depender directamente de las mareas no puede realizarse con la misma periodicidad que las anteriores y suele llenarse con bastante antelación.

¿Podrías describir el perfil del visitante habitual?
El perfil del visitante varía de una estación a otra. Lógicamente con más demanda de visitantes cántabros en otoño e invierno y un notable incremento de visitantes foráneos en el verano. Por lo general es un público de un perfil cultural elevado, con cierta sensibilidad hacia la conservación de la naturaleza. Debido al bajo grado de dificultad de las rutas de Oyambre suele asistir en temporada alta un turismo muy familiar, pues en la mayoría de las rutas tienen cabida los más pequeños de la casa.

¿Cuáles son los tesoros más importantes de este parque natural? ¿En qué radica su importancia?
Sin duda la mayor riqueza del parque reside en lo variando de su paisaje, en un espacio relativamente pequeño contamos con zonas de acantilados, de playas, de rías y marismas, de campiña y un reducto de bosque atlántico bien conservado. Este mosaico de ecosistemas enriquece al parque al llevar asociada una gran variedad de flora y fauna, siendo notable la presencia de avifauna en las zonas de marismas durante el invierno.

Además de los guías, tenéis un equipo de mantenimiento. ¿Qué labores realizan?
Sí, contamos con un equipo de 4 operarios de mantenimiento que son los encargados de acondicionar y mantener las rutas existentes, realizar la limpieza del Centro de Interpretación y las áreas recreativas, así como participar en la limpieza y clausura de vertederos incontrolados y restauración de áreas degradadas. En el caso concreto de Oyambre también realizan actuaciones en la lucha contra plantas invasoras y participan en la limpieza de playas fuera de la época estival. Están realizando además una importante labor de restauración ambiental en la finca que alberga el Centro de Interpretación provisional del Faro de la Punta de la Silla, consistente en la plantación de especies autóctonas y monitorización de plantas en regeneración.

Sois unos intermediarios protagonistas entre dos ámbitos que se atraen cada vez más…¿Cómo ves la relación entre naturaleza y turismo?
En una región eminentemente rural como Cantabria, naturaleza y turismo son simbióticos. Ambos han de nutrirse mutuamente, la naturaleza como motor dinamizador de las áreas rurales de Cantabria y el turismo como parte implicada en la responsabilidad de conservar la naturaleza. Partiendo de la base de que “sólo se ama lo que se conoce”, el plan de Uso Público de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria juega un papel importante en este vínculo, aportando alternativas de ocio a las zonas rurales y poniendo en valor el medio natural para que el visitante disfrute y valore en su medida el lugar que le recibe.

En este tiempo, con el trato directo con el público, seguro que habréis escuchado preguntas y comentarios de todo tipo sobre el Parque, puedes compartir alguna de esas anécdotas con nosotros…
Recibimos muchos visitantes poco habituados al sube y baja constante del mar Cantábrico, las mareas es una de las cosas que más llama la atención al turista de interior y más aun al procedente del Mediterráneo acostumbrado a pequeñas oscilaciones apenas perceptibles. Muchas de las preguntas curiosas se refieren a este fenómeno. Hace poco un visitante me comentaba entristecido, lo mucho que le apenaba ver todos esos barcos “abandonados” en seco en la ría, refiriéndose a los barcos habituales de la ría de San Vicente que esperan la subida de la marea para poder salir a faenar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada