PARA BUSCAR EN NUESTROS BLOGS...

jueves, 3 de mayo de 2012

UNA PROPUESTA PARAR LA GESTIÓN CREATIVA DEL PATRIMONIO CULTURAL EN SAJA NANSA

En el pasado mes de marzo, en la sede de la ADR Saja Nansa,  se presentaron públicamente los resultados del estudio realizado por STOA sobre las capacidades del patrimonio comarcal Saja Nansa y la posibilidad de diseñar una apuesta por una gestión creativa.
Era un estudio que partía de la evaluación de las necesidades y potencialidades de la comarca Saja Nansa en la búsqueda de un  producto/destino turístico en torno al arte rupestre, que respondiera a la importancia ganada por este ámbito desde la inclusión del grupo de cuevas con arte rupestre paleolítico de la Cornisa Cantábrica en la lista de Patrimonio Mundial por la Unesco, y la participación de nuestra Asociación de Desarrollo Rural en el proyecto de cooperación GESTAR, del cuál somos coordinadores.
El estudio, que presentó Manel Miró, ha tomado como referencia los más importantes hitos de la comarca para proponer la creación de un primer eje turístico cultural al que en el futuro se podrían añadir más elementos patrimoniales.

En la exposición, por convertirse en un inigualable referente en la comarca, se repasaron las condiciones actuales de la cueva de arte rupestre de Chufín, en Riclones, y su capacidad de mejora mediante una gestión optimizada de sus visitas, con el apoyo de lo que Manel Miró llamó Campo de la Prehistoria, un programa de animación turística orientado a un público familiar de fin de semana.

Pero los dos elementos fundamentales para el inicio de esta propuesta serían la Ferrería de Cades  y el Castillo del Rey en San Vicente de la Barquera. Durante este último periodo del Plan Comarcal, en el que se apostó por un enfoque creativo en toda la gestión y actividad del ocio educativo organizado por nuestra ADR, se han ido recogiendo muy buenos resultados. La propuesta del estudio de STOA es aprovechar ese sistema exitoso como modelo en la aparición y funcionamiento de una  nueva organización patrimonial de ámbito comarcal, cuyo objetivo sería mantener abiertas las principales atracciones patrimoniales del Saja Nansa, ya que el conjunto de éstas es uno de los pilares básicos de la oferta turística comarcal.

Según expuso Manel, “la personalidad turística del Saja Nansa descansa actualmente en tres grandes pilares: el mar, la cultura y la naturaleza, tres escenarios en los que el visitante encontrará esos“paisajes para respirar”. De estos tres pilares, este estudio está focalizado en el segundo, la cultura y de manera especial, en el patrimonio cultural”. Es destacable, por último, que la propuesta venía acompañada de un estudio económico en el que los gastos de inversión eran casi nulos, y cuyo resultado, con amplio margen,  suponía la aparición de nuevos puestos de trabajo en un ámbito que es nuestro potencial mayor, y cuya renovación y difusión tendría un alcance asegurado en la mejora de toda la comarca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada